Gil González Dávila,... conquistador de Nicaragua





Gil González Dávila (a.k.a. Gil González de Ávila) era a Español Conquistador y el descubridor de Nicaragua.

González Dávila primero aparecer en expedientes históricos en 1508, cuando él recibió a comisión real para examinar cuentas y expedientes de impuesto de estados. Él viajó probablemente pronto luego a Santo Domingo para su asignación, y establecerse. En 1511, de Valladolid, España, le dieron el título del contable de Hispaniola, substituyendo a Cristóbal de Cuéllar. El suyo realzó la posición le permitió sentir bien a un terrateniente y él pronto tenía un estado con sobre 200 esclavos indios.

En 1518, González entregó un informe al rey Carlos cuál era altamente crítico de la gerencia colonial de Hispaniola. Él estaba en Ávila en España cuando a Andrés Niño lo acercó. Niño era piloto y un residente expertos del Cañería española. Él había venido a España buscar la ayuda de la corte para una exploración de la costa pacífica. Sus primeras tentativas habían fallado, pero entonces él encontró a González, detenedor del obispo de Palencia. El obispo, Juan Rodriguez de Fonseca, era el presidente del Consejo de Indias. Con su ayuda, González y Niño obtuvieron la aprobación para la empresa de rey Carlos. Planearon a una expedición, con González como capitán, el piloto de Niño tan, y Andrés de Cereceda como tesorero.

 
En junio de 1519, rey Carlos dio su consentimiento a la expedición. González y Niño salieron inmediatamente para Indias, y después procedieron a Acla en Panamá, llegando en enero de 1520. González presentó a su comisión real al gobernador de Panamá, autorizándolo a examinar los expedientes de impuesto de la colonia de Panamá y a preparar a la expedición para la exploración de la costa pacífica de America Central. El gobernador, conocido como Pedrarias, resentido este escrutinio de su autoridad que grava y usurpación en el territorio para el cual él tenía sus propios planes. Él bloqueó la investigación de los impuestos, y los esfuerzos de Gonzalez inhibido de obtener las naves, las fuentes, y a hombres marineros para la expedición. Incapaz adquirir las naves, González y Niño comenzó la construcción de cuatro brigantines en Terarequi en las islas de la perla, en el golfo de Panamá.

El 26 de enero de 1522, la expedición se fue de Terarequi pero fue forzada para aterrizar en Panamá occidental después de cuatro días debido a las naves que se escapaban. González desembarcado con el cuerpo principal del ejército, y marchado al noroeste a lo largo de la costa y en Nicaragua meridional. Niño, después de reparar, navegó a lo largo de la costa hasta que él alcanzó un golfo a lo largo de la costa Nicaraguan, donde el ejército y la flota fueron juntados. Fue convenido que Niño dejaría dos naves allí y continuaría al norte a lo largo de la costa con los otros dos buscando para un estrecho o acanalándolo que conectaría los Océanos atlánticos y Pacíficos. Él descubriría y tomaría eventual la posesión formal de la bahía de Corinto, y entonces Golfo de Fonseca, que él nombró en honor de su patrón, obispo Juan Rodriguez de Fonseca.

González procedió a explorar los valles occidentales fértiles y fue impresionado con la civilización india que él encontró allí. Él descubrió los lagos nombrados más adelante Nicaragua y Managua. Él y su oro recolectado ejército pequeño e indios bautizados a lo largo de la manera. Eventual, impusieron tan ante los indios que los atacaron y fueron amenazados con la aniquilación. Sin embargo, González manejó extricate su fuerza y retratamiento al golfo donde sus naves fueron ancladas. Subieron a las naves y dirigieron al sur.

En junio de 1523, González volvió a Panamá con 3 naves agujereadas, 100 hombres agotados, y oro considerable. Él dijo de su descubrimiento de “Nicaragua” y su gente, ciudades, y abundancia. Él nombró el territorio después de un rey indio “NIC-atl-nauac”, que fue rendido en español como “Nicarao”.


El gobernador Pedrarias vio una oportunidad para se en Nicaragua, y se trasladó al control del aumento de la situación. Él procuró arrestar a González y confiscar su tesoro. Sin embargo, González manejó evitar captura y se escapó a su base en Santo Domingo. Allí, él utilizó la fortuna que él había adquirido para equipar a otra expedición para una vuelta a Nicaragua.

Antes de fin de 1523, González había vuelto para demandar el territorio concedido a él por el decreto real; es decir, Honduras y Nicaragua. Él decidía evitar un choque directo con Pedrarias aterrizando con una fuerza grande en un puerto conveniente en la costa del norte de Honduras. Él instaló su base allí y la nombró St. Gil de Buena Vista. En el verano de 1524, él tomó una fuerza fuerte y comenzó un marzo al sur, hacia el valle occidental de Nicaragua, en donde él había funcionado antes. En el camino, él satisfizo a pelotón español y aprendió que “su” territorio había sido invadido por un ejército enviado por el gobernador Pedrarias de Panamá. El comandante del ejército era Francisco Hernández de Córdoba.

Forzaron al pelotón volver al sur con una advertencia para desocupar el área. Córdoba envió una fuerza pequeña bajo comando de Hernando de Soto para tratar de González. Cogieron en un ataque cauteloso, pero fueron manejado a Soto para defenderse. Entonces los dos llamaron una tregua y Soto pensó que podrían venir a un acuerdo, pero González lo trampeó. Con refuerzos, él atacó otra vez y capturó la fuerza de Soto. Sin embargo, en un gesto de la voluntad, y quizás de temer al ejército mucho más grande de Córdoba, él lanzó a presos y volvió a Buena Vista.

En 1523, Cristóbal de Olid llegado con un ejército con órdenes de Hernán Cortés para establecer a una colonia para él. Olid estableció a colonia cerca de la ciudad Trujillo hoy llamado, y después se hizo el gobernador en desafío de Cortés y de González. En 1524, Cortés decidido le era necesario enviar Francisco de las Casas con otra fuerza para rectificar la situación. En lugar, Olid tomó control y capturó a Casas y a González de los las. Eventual, su propio Olid traicionado hombres, y liberado los presos. Un ensayo sumario fue llevado a cabo, Olid fue encontrado culpable de traición, y lo decapitaron.

Los Casas y González de Las decidían a ensamblar fuerzas, y ambos declararon su lealtad a Cortés. Los Casas de Las procedieron a establecer a la colonia requerida con las jefaturas adentro Trujillo. González colocó a teniente a cargo de su base de Buena Vista. Entonces los dos capitanes vueltos a México para obtener fuentes y los refuerzos para la colonia. Mientras tanto, Cortés mismo había decidido a viajar a Honduras para asegurar el establishement y la seguridad de la colonia.


Cuando los Casas y González de Las llegaron en México, encontraron a Salazar de la Pedrada responsable, siendo colocado allí por Cortés. Rechazaron reconocer su autoridad, indicando su lealtad a Cortés, o si él había muerto, a Pedro de Alvarado. Salazar los hizo arrestar y ser procesados para el asesinato de Olid. Él se prepuso ejecutarlos, pero finalmente fue forzado para enviarlos como presos a España.

El sino de González sobre llegada en España es desconocido. Su viejo patrón, obispo de Fonseca, había muerto en 1524, y su nuevo patrón, Hernán Cortés, tenía sus propios problemas que lo hicieron volver a España para recuperar favor con el rey. Gil González Dávila murió en 1543. La única pista a su justificación y a la vuelta a México era un hijo y un namesake. Gil González de Ávila, Alonso de Ávila, y Martin Cortés hicieron implicados en una conspiración contra el viceroy de España nueva. Fueron arrestados y ejecutados en México en 1566.
Referencias
Diaz del Castillo, Bernal, Historia del descubrimiento y de la conquista de México, 1568.
Duncan, David Ewing, Hernando de Soto - una búsqueda salvaje en las Américas - libro II: Consolidación, Crown Publishers, Inc., Nueva York, 1995

Artículo recogido de http://www.worldlingo.com/ma/enwiki/es/Gil_Gonz%C3%A1lez_D%C3%A1vila/1

1 comentario:

... busca aquí lo que quieras sobre Nicaragua

Cargando...

entradas más visitadas